domingo, 17 de junio de 2012

Cómo cuidar una orquídea


Ejem... ahí estaba recién comprada. Ahora ya
no tiene flores, a ver si le vuelven a salir.
Seguro que a más de uno/a le han regalado una orquídea y después del "Oooohhh, qué chuliiiii" ha venido el "¿¿y cómo la cuido?? ¡¡¡¡¡SOCORROOOOO!!!!!!"
Pues tranquis. Hoy hago una entrada sobre una especie en teoría difícil de cuidar, pero que realmente es más fuerte de lo que imaginamos: las orquídeas. Sé que hay alguien a quien le va a gustar especialmente.

Hay muchas especies de orquídeas, pero yo me voy a centrar en las Phalaenopsis que es la especie que yo tengo y que me está aguantando.

PRIMERAS COSAS A TENER EN CUENTA:
- Cuando nos regalan una orquídea suele tener flores abiertas y capullos. Son muy sensibles a los cambios, y los perjudicados son los capullos o, como los llaman, botones florales. Enseguida se pueden arrugar y caer, por lo que es fundamental no cambiarla de sitio una vez la coloquemos. Ya sé que lo que nos gustaría sería ponerla en un sitio, pero que cuando queramos decorar o que la vean los demás, moverla a otro. Pero es así.
- Como cualquier planta, es mejor la sequía que el exceso de agua. A muchísima gente se le mueren plantas "delicadas" por el hecho de que como son delicadas "vamos a mantenerlas contentas y regaditas". Error: se pudren las raíces que da gusto. Estas orquídeas son plantas epifitas, y según la RAE, esto quiere decir lo siguiente:

epifito, ta.
(De epi- y -fito).
1. adj. Bot. Dicho de un vegetal: Que vive sobre otra planta, sin alimentarse a expensas de esta; p. ej., los musgos y líquenes.


Es por eso que las Phal no vienen con tierra sino con trozos de madera por ejemplo, musgo... es decir, materiales que no retienen agua sino humedad.
- Os habréis dado cuenta que la maceta en la que vienen es transparente. Esto es porque las raíces también hacen la fotosíntesis. Así que, lo siento mucho, pero aunque os la regalaran o comprarais con una maceta chula recubriendo la transparente, no es aconsejable tenerla siempre puesta. De hecho yo la utilizo para regar las orquis.


Dicho esto vamos con los CUIDADOS que son muy sencillitos:
- SITUACIÓN: Ponedla en un lugar luminoso pero sin sol directo. Puede ser tan sencillo como ponerla al lado de una ventana pero tapada con una cortina. Este quizás es el punto más difícil, pero una vez encontrada la situación lo demás es coser y cantar. A ver, que porque le de un poco de sol en algún momento del día tampoco pasa nada. Simplemente pensad en el tipo de luz que le llegaría en la rama de un árbol, que es su hábitat natural, con pequeños rayos de sol que pasan entre las hojas (con lo cual no hay sombra) pero sin darle tanto sol como si estuviera en la copa.
- VENTILACIÓN: Cuidado con las corrientes de aire. No pasa nada si abrimos la ventana y le da un poco de airecillo, de hecho es bueno, pero que no esté en medio de una corriente.
- RIEGO: lo dicho, mejor pecar de poco de que mucho. No hagáis caso de quien os diga que cada x días. Sed vosotros mismos quienes decidáis siguiendo estos consejos, pues no todas las casas tienen la misma humedad ni la misma temperatura, por lo que el agua no se evapora a la misma velocidad. HAY QUE FIJARSE EN LAS RAÍCES: si NO necesita riego estarán verdes. Poco a poco se irán poniendo blancas/plateadas. Cuando estén blancas será el momento de regar. Os cuento cómo lo hago yo: (Os pongo fotos para que veáis más o menos el color de las raíces).
antes                               después
antes                                    después

  • En la maceta en la que me venía la orquídea meto la planta y le echo agua que haya cogido el día anterior. Esto es por dos razones: que esté a temperatura ambiente y que pierda la cal que pueda tener. La dejo unos 10 - 15 minutos, dejo que escurra bien y la pongo sobre un plato con piedras.


Lo mejor es regar por la mañana, ya que no les gusta pasar la noche con humedad. Veréis que de nuevo las raíces se han puesto de un verde brillante. En cuanto lo hagáis un par de veces, iréis viendo cada cuanto tenéis que regar. Puede ir de hasta 2 veces en semana o 1 cada dos semanas, dependiendo de vuestra casa y la época del año, así que tranquis. 
- CUANDO SE LE CAEN LAS FLORES hay dos opciones:
  1. Dejar la vara tal cual y la propia planta decide si secarla o no (es lo que hago yo)
  2. Cortar la vara por encima del primer entrenudo.
PROBLEMAS QUE NOS PODEMOS ENCONTRAR:
- Se me arrugan las raíces que tenía por fuera cuando la compré: no pasa nada. Eso es porque en tu ambiente no hay tanta humedad como en el vivero en el que se crió. Si se llegan a secar lo normal es que se acaben cayendo.
- Las raíces de dentro se ven negras: uy, eso no es muy bueno. La has regado demasiado. Espacia más los riegos, asegúrate de hacerlo cuando las raíces estén blancas/plateadas y corta las raíces negras.
- No me florece: para que florezca tienen que tener contrastes de temperatura día/noche. Si en tu casa no pasa eso, prueba a ponerla entre una ventana y una contraventana para que tenga diferencia de temperatura.

No se me ocurre qué más os puede interesar así que, si queréis, comentad y añado lo que sea.

¡¡Que paséis muy buena semana!!

2 comentarios:

  1. se me muere!!!! como la revivo??
    tengo las hojas amarillas y las flores se caen una tras otra.... quiero salvar mi planta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las flores es normal. Son lo más delicado de la planta, en cuanto notan un cambio o algo que no les gusta se caen. Sobre todo cuando no han abierto aún.
      Sobre las hojas pueden ser por varias razones. Comprueba si las raíces están bien o negras. Si están negras es por exceso de riego. Aunque no estén negras, valora si la estás regando demasiado a menudo.
      Por otra parte si ves que están amarillas y antes de ponerse amarillas se estaban arrugando es que la has regado poco. Para esto fíjate también en las raíces, que no estén arrugadas. Recuerda que os recomiendo regarla por inmersión durante 10-15 minutos.
      Mira también si no ha podido quedarse agua retenida entre las hojas. Eso haría que se pudrieran y, por tanto, se marchitaran.
      También puede ser que tenga exceso de luz, o que la hayas cambiado de lugar y no le haya gustado...
      En todo caso: si hasta ahora en la situación que la tenías le iba bien no la muevas. Interesa que no se estrese más (si, las plantas también se estresan). Vigila el riego y lo que te he comentado.
      Espero que puedas seguir con tu plantita.
      ¡Suerte!

      Eliminar